Mudras…¡La Magia en tus Manos!

Los Mudras del Yoga

En el Hatha Yoga hay según la tradición 5 clases de mudras. Todos ellos son herramientas para el camino del despertar. Hoy nos centramos en los mudras de las manos. Son los más conocidos. Pueden ser desde muy sencillos, hasta muy complicados. Los llamados Hasta mudras. Como curiosidad te diré que la palabra Mudra proviene del sánscrito y se traduce como: mud, que significa “gozo”, y ra, que significa “producir.

¿De verdad que los mudras son mágicos?

La primera pregunta que surge cuando te acercas a ellos es: ¿De verdad que los mudras son mágicos y tienen un increíble poder? Pues sí, los mudras son mágicos y tienen un increíble poder, pero es necesario un ingrediente sin el cual no funcionan ni los mudras ni nada en la vida y es… tener fe, creer en ellos. Los mudras canalizan energía, energía sutil, muy sutil, si tu mentalmente creas ondas de energía negativas, de escepticismo, de incredulidad, lo destruirás todo, no habrá ningún resultado.

¿Pero qué son?

Bien, estamos hablando de las posturas que creas con los dedos de las manos y a través de las cuales canalizas la energía de una forma muy concreta.  Desde hace miles de años los mudras son usados por los budistas y por los yoguis, en el Hatha Yoga, Kundalini yoga y especialmente en las meditaciones del Raja Yoga. Estos gestos que realizas con los dedos de las manos durante la meditación los realizas con el propósito de abrir, cerrar o hacer fluir las corrientes de energías internas (Prana), para que se materialice tu petición.

Los mudras son poderosos mensajes que envías desde tus manos al cerebro, ya que tu cuerpo, se comunica con la mente. Recuerda que mente y cuerpo son una unidad vital indivisible.

¿Para qué sirven?

Si me preguntas ¿Para qué sirven los mudras? Te contestaré que los mudras los puedes utilizar para redirigir, equilibrar y reparar toda la energía alterada de tu cuerpo. Cuando unes tus dedos en las diferentes posiciones dejas que la energía fluya por todos los “nadis” de tu cuerpo de una forma determinada. La redirección de la energía interna afectan los cambios en las venas, tendones, glándulas y órganos sensoriales. Según el mudra que utilices, este te puede  conceder paz, equilibrio, salud, amor, prosperidad, resolver tus problemas…

¿Realmente adquieres grandes poderes?

Sí, los también llamados sellos energéticos tienen grandes poderes a todos los niveles. Con las diferentes posiciones de los dedos de las manos vas creando diferentes formas de mover la energía dentro y fuera de ti. Al potenciar la energía que canalizas se te multiplican las posibilidades de éxito en lo que te propongas. Sin embargo, su mayor o menor efectividad dependerá siempre de la frecuencia, regularidad, concentración y fe que pongas en tu mudra.

¿Cómo practicarlos?

Por lo general, se crean con los dedos de las dos manos. Unirás los dedos entre sí de maneras muy variadas y ejerciendo presiones más o menos intensas, en ocasiones sólo te será necesario un ligero roce y en otras necesitarás una gran presión. En función de tus deseos y una vez hayas escogido el mudra que creas que es el más adecuado para el caso, deberás de mantenerlo entre 3 y 45 minutos una vez al día como mínimo, con la concentración adecuada a tu propósito y durante los días que sean necesarios hasta conseguir los resultados que buscas.

Si deseas ver resultados con más rapidez deberás practicarlo dos o tres veces al día, a excepción de determinados Mudras, (bastante complejos y habitualmente fuera del alcance del practicante medio), que se deben de trabajar con sumo cuidado. Si por la circunstancia que sea, no tienes la posibilidad o la paciencia de practicar el mudra durante espacios de tiempo largos, puedes dividir ese tiempo en porciones de 10 o 15 minutos. (No es lo mismo, pero algo es algo).

Cuando vayas a trabajar con un mudra, lo mismo que cuando haces una clase de Yoga, recuerda que lo importante es que tengas el estómago vacío, (como mínimo no debes haber comido en las últimas 2 horas),  ya que el proceso de la digestión consume y desvía una gran cantidad de energía hacia dicha actividad.

¿Pero qué beneficios tiene para mí practicar mudras?

Su práctica regular te proporcionará entre otros muchos:

1) Te armonizará todo el cuerpo y la mente, mejorándote el movimiento energético por todo tu ser.

2) Te aliviará los problemas físicos que puedas tener y te calma el dolor, (si lo hubiese).

3) Disfrutarás de una excelente relajación tanto a nivel físico como mental, y te facilitará una excelente noche de descanso.

4) Verás como día a día mejora tu estado de ánimo y tu actitud positiva.

5) Te sentirás más segura de ti misma, te sentirás capaz de afrontar con éxito los retos que te presente la vida.

7) Sentirás como aumenta tu energía, tu vigor, tu vitalidad.

8) Verás como los infortunios, la enfermedad y el desamor se alejan de ti y el éxito, la salud y el amor se convierten en tus aliados.

¿Los Mudras curan todas las enfermedades?

No, claro que no, por si solos no. Si usas los mudras para la sanación física o mental, es importante que sepas que los mudras no hacen milagros, lo que hacen los mudras es ayudar y potenciar que el tratamiento médico en curso, de mejores resultados, acelerando el tiempo de sanación y disminuyendo la posibilidad de complicaciones.

Resumiendo… si practicas el o los mudras adecuados concentrándote, perseverando y teniendo una fe inquebrantable en ellos cada día, vivirás mejor, tendrás una mejor salud física, emocional, mental y espiritual. Serás una nueva y preciosa luz en el mundo.

Así que… ¡Manos a los Mudras!

También te puede gustar…

Tipos de Yoga

Tipos de Yoga

Tipos de Yoga…¡Hay Más Que Setas!

¡Namasté! Hablamos de los tipos de Yoga, que también los podéis llamar, formas, modelos o estilos de yoga. Originalmente se hablaba de sendas, caminos o vías de Yoga, porque la práctica de Yoga es una evolución humana para mejorar, crecer y ascender, paso a paso…

LA MEDITACIÓN ¡Tu Mejor Aliada!

LA MEDITACIÓN ¡Tu Mejor Aliada!

Te voy a hablar de nada más y nada menos que de la meditación.

Casi nada. Quizás me dirías, ¿me vas a hablar de meditar?, pero si me paso el día haciéndolo. Pero yo te diré… ¡alto! Lo que tú haces es otra cosa, lo que haces es… cavilar, reflexionar, buscar soluciones a las situaciones de tu día a día. La meditación es otra historia.

Chakras y Yoga

Chakras y Yoga

¡Pon tus CHAKRAS en equilibrio, practicando Yoga!

¿Sabes que cuando practicas Yoga. influyes en el Prana, los Nadis, los Chakras, el Sukshma Sharira, el Karana Sharira, el Pranamaya Kosha y otros cuerpos y más?
Pues, practicar Yoga es muchísimo más que practicar unas posturas…

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó el Post?

¡Compártelo con tus amigos!