Posturas de Yoga… Gimnasia o Yoga

Escrito por Maestro Jiwan Shakti

19/11/2019

Las posturas de Yoga son casi con toda seguridad, lo que hace que hoy en día el gran público haya descubierto y tenga conocimiento del Yoga. Hoy en día se vende mucho como Yoga, lo que no lo es. La gimnasia es una cosa y el Yoga otra. ¿En qué se diferencian? ¿No es todo ejercicio físico? Hoy te voy a hablar de este tema porque las ásanas son mucho más que unos ejercicios gimnásticos. Entramos en la gran variedad de posturas de Yoga y te doy algunos consejos para su buena práctica.

Las Posturas de Yoga

En el mundo del Yoga, a las posturas se las conoce como “ásanas”. Las ásanas son las series de ejercicios que se realizan durante una clase de Hatha, Vinyasa, Ashtanga… Las posturas según el estilo de Yoga , de la clase y del profesor que la dirige, pueden ser desde muy relajadas a muy intensas. Puedes salir de la clase como si estuviese flotando, sintiéndote muy relajada/o, muy bien, o puedes salir disparada/o a la ducha.

Un Poco de Historia del Yoga

Nunca resulta fácil decir cuando nació el Yoga. Se habla de una antigüedad de más de 5.000 o 10.000 años, realmente nadie lo sabe con seguridad. Lo que si te puedo asegurar es que nos viene de muy lejos en el tiempo. Los primeros datos constatados sobre el Yoga aparecen en el escrito más antiguo que se conoce en lengua indoeuropea, el Rig Veda. Este texto se calcula que se escribió sobre el 1500 a. C. Posteriormente se escribieron los otros tres Vedas. Los cuatro Vedas juntos, son un compendio de himnos que atesoran las bases de las enseñanzas del yoga que eran y siguen siendo consideradas por los hindús, enseñanzas divinas. Las enseñanzas del Yoga fueron evolucionando a través de los tiempos gracias a los sabios maestros de la antigüedad. Durante muchos milenios las enseñanzas del Yoga fueron transmitidas por los maestros secretamente a sus discípulos más destacados. Entre otras cosas para conservar su pureza. Esta tradición se sabe que se ha conservado hasta la actualidad. A lo largo de los siglos una gran parte de estas enseñanzas fueron recopiladas y escritas en importantes textos que han llegado hasta nuestros días.  Los más importantes y secretos conocimientos del Yoga aun hoy en día siguen permaneciendo profundamente ocultos, escondidos. Solamente son enseñados, siguiendo la ancestral tradición, de forma oral de Maestro a discípulo. Solo es enseñado a alumnos muy destacados, con altos valores a todos los niveles, tanto morales como espirituales.

Las Ásanas de Yoga

Hablemos un poco de ellas. La palabra sanscrita ásana significa textualmente: mantenerse, estar sentada/o, tener una postura sólidamente establecida.

Según los Yoga Sutras de Patañjali (II.46), la palabra ásana significa «sthira sukham asanam»:
Sthira significa: estable, consolidado, inalterable, perdurable.
Sukham significa: felicidad, goce, mantenerse agradablemente en la postura adoptada.

Las ásanas son casi con toda seguridad lo que hace que hoy en día el gran público haya descubierto y tenga conocimiento del Yoga. Especialmente porque es lo que más vemos en multitud propagandas de todo tipo. En muchas ocasiones se presentan con posturas acrobáticas para auténticos contorsionistas imposibles de realizar, pero que llaman mucho la atención. Hoy en día tenemos las posturas de Yoga por todas partes. Las encontramos, en carteles por las calles, “flyers”, incluidas dentro de “spots” de televisión y en mil y un anuncios en internet y el móvil. Por lo que no podemos negar que es el Yoga más espectacular, el más visible y el más palpable para la gente.

La gimnasia es una cosa y el Yoga otra

La gimnasia es una cosa y el Yoga otra, pero esto parece que actualmente no está nada claro. Lo que se debería tener claro, es que las ásanas son mucho más que unos ejercicios gimnásticos para conseguir una buena silueta o un buen desarrollo muscular. La diferencia está en que las posturas de Yoga son mantenidas durante un cierto espacio de tiempo y los ejercicios de gimnasia son dinámicas, activas, con movimientos rápidos e intensos. Los ejercicios de Yoga mantienen la postura durante un cierto espacio de tiempo, (de un minuto hasta 21minuto). De esta manera trabajan en profundidad la musculatura lo más relajadamente que sea posible. Permite que la energía, (prana), realice sus provechosos efectos tanto físicos como mentales y espirituales. Si se trabaja bien en las clases de auténtico Yoga los resultados son espectaculares. Los beneficios del Yoga no solo se perciben en el cuerpo, sino que los más significativos se manifiestan en la mente y el espíritu.

Asana como ejercicio físico 

Hoy en día se vende mucho como Yoga, lo que no lo es. Si solo practicamos las ásanas como ejercicios físicos, no estamos practicando Yoga. La práctica verdadera de las ásanas de Yoga, nos proporciona a nivel físico, fuerza, flexibilidad, agilidad, firmeza y una buena salud pero esto no es todo…  A nivel mental nos proporciona, equilibrio, serenidad, una mente más despejada, un claro discernimiento…

¿Cuántas posturas de Yoga hay?

La tradición nos cuenta que en textos clásicos del Yoga que el dios Shiva enseñó 8.400.000 posturas, de las cuales 84 son las más importantes para los practicantes de yoga. Existen otros textos clásicos que nos hablan de 108 ásanas, número que se considera místico en el simbolismo hindú. En cualquier caso estamos hablando de un número reducido pero muy selecto de ásanas que cubren todas las necesidades físicas, mentales y espirituales.

El Yoga a lo largo de los siglos dio diferentes nombres a las ásanas en función del ser o el elemento de la naturaleza que inspiraba la postura.

Si se inspiraba en:

Los vegetales: el árbol, (Vrskasana), el loto, (Padmasana)

– La naturaleza: la montaña, (Tadasana)

– Los insectos: la langosta, (Salabhasana), el escorpión, (Vrschikasana)

– Los animales acuáticos: el pez, (Matsyasana), la tortuga, (Kurmasana)

– Los héroes legendarios: forma temible del dios Shiva, (Virabhadrasana)

– Los sabios: (Rishi = gran sabio), Vasistha, (otro gran sabio de la antigüedad), Visvamitra

Los vegetales: el árbol, (Vrskasana), el loto, (Padmasana).

El Yoga define el cuerpo como el templo del alma. Un cuerpo bien cuidado a través de los ejercicios del Yoga es una buena base para la salud física, mental y para el desarrollo interior.
Las ásanas te ayudan a mantener sana/o ya que activan la circulación, te aumentan el tono muscular, te liberan las articulaciones, te regeneran los órganos internos… Con la práctica de las posturas físicas conseguirás liberarte tanto de los bloqueos físicos como de los mentales, lo que te dará una mejor calidad de vida sin la menor duda.

Grupos de Posturas de Yoga

Cuando te inicies en la práctica del Yoga físico, descubrirás enseguida que hay una gran variedad de grupos de posturas. En cada grupo hay una gran diversidad de ellas y cada postura cumple con una finalidad o propósito específico para tu beneficio.

Te encontrarás con las posturas de pie, que te darán elasticidad, resistencia y equilibrio. Te fortalecerán las piernas, te mejorarán la concentración. Te incrementarán la flexibilidad de la columna y la fortalecerá. Te ayudarán a eliminar tensiones, te mejorarán la circulación, te mejorarán el sistema cardiovascular. Te aliviarán el estrés y te ayudarán a calmar la mente.

Hay el grupo de las posturas de extensión. Estas te mejoran la postura, te fortalecerán la espalda y la mantendrás flexible. Se te fortalecerán los hombros y los brazos. Te ayudarán a regularizar el ritmo cardíaco. Te previenen del molesto dolor de cabeza. Te ayudarán a reducir la depresión

El grupo de posturas de flexión  te relajarán la musculatura abdominal. Te fortalecerán y estirarán los isquiotibiales. Te estimularán la digestión. Te inducirán a la calma y relajación mental. Te mejorarán el buen descanso nocturno…

Después nos encontraremos con las torsiones que darán nueva vida a tú columna vertebral. Te tonificarán los órganos internos, le concederán tranquilidad y sosiego a la mente. Te regularán la función intestinal. Te aliviarán los dolores de espalda, te mejorarán la circulación. Te fortalecerán la columna. Te flexibilizarán el diafragma. Te mejorarán el proceso digestivo. Te masajearán los órganos abdominales…

También encontraremos las invertidas. Estas posturas te rejuvenecerán. Te aportarán vitalidad, equilibrio mental y estabilidad emocional. Te mejorarán la circulación. Te mejorarán el aparato digestivo, el excretor, el nervioso, el inmunológico. Te aumentarán la irrigación sanguínea al cerebro. Te aliviarán los dolores de espalda y te aportarán vitalidad y paz. Te mejorarán la concentración y la memoria…

Consejos para que disfrutes de las Ásanas

Crea y deshaz las posturas de Yoga con suavidad y control, no sobrepases nunca tu capacidad física, recuerda que el Yoga no es competición, es una bendición.

Siempre busca el equilibrio entre el tiempo de permanencia máximo, (sin sobrepasar tus límites), y tu comodidad en la postura.

Si experimentases cualquier tirón muscular o dolor fuerte en cualquier parte de tu cuerpo al realizar una postura de Yoga no hagas ningún movimiento rápido ni deshagas bruscamente el ejercicio. Respira con tranquilidad, contrólate y deshaz la postura con la máxima suavidad posible.

Ten en cuenta que los efectos de las ásanas no son inmediatos. Debe haber una maduración en la postura, para que los efectos sean asumidos por el cuerpo. Sus efectos son acumulativos, contra más practiques más buenos resultados obtendrás. Otra cosa muy importante es el orden en que practiques las posturas para que sean al máximo provechosos.

Practica Yoga

Si algo te aconsejo, es que es muy importante que cojas el hábito de practicar Yoga por lo menos 3 a 4 veces por semana. Aunque sea media hora cada vez en tu casa. Si bien, lo que sí es indudablemente muchísimo mejor es practicar las posturas de Yoga en un buen centro de Yoga. Una clase dirigido por un Maestro o profesor/a bien cualificada/o te lleva más lejos y es mucho más provechosa. No olvides que la experiencia es un grado. Los profesionales competentes de Yoga han estudiado años para tener un valioso título de Profesor de Yoga.  Han estudiado lo que es realmente el Yoga y han profundizado en el estudio de fisiología y anatomía del cuerpo humano y la pedagogía. Con toda seguridad te llevarán a un nuevo bienestar. Transmiten de manera fidedigna esta gran sabiduría del ancestral Yoga para el bien de toda la humanidad.

Resumiendo, si quieres estar sana/o y fuerte, una mente clara y positiva y un elevado y positivo crecimiento interior, practica Yoga. Te espero en Alfa Yoga Studio y recuerda que… ¡día que pierdes es día que ya no recuperas jamás!

Namasté

 

También te puede gustar…

LA MEDITACIÓN ¡Tu Mejor Aliada!

LA MEDITACIÓN ¡Tu Mejor Aliada!

Te voy a hablar de nada más y nada menos que de la meditación.

Casi nada. Quizás me dirías, ¿me vas a hablar de meditar?, pero si me paso el día haciéndolo. Pero yo te diré… ¡alto! Lo que tú haces es otra cosa, lo que haces es… cavilar, reflexionar, buscar soluciones a las situaciones de tu día a día. La meditación es otra historia.

Chakras y Yoga

Chakras y Yoga

¡Pon tus CHAKRAS en equilibrio, practicando Yoga!

¿Sabes que cuando practicas Yoga. influyes en el Prana, los Nadis, los Chakras, el Sukshma Sharira, el Karana Sharira, el Pranamaya Kosha y otros cuerpos y más?
Pues, practicar Yoga es muchísimo más que practicar unas posturas…

MUDRAS, Beneficios Mágicos y Poderosos.

MUDRAS, Beneficios Mágicos y Poderosos.

Está en tus manos crear magia en tu vida y conseguir lo que te propones con los Hasta Mudras.

En el Hatha Yoga hay según la tradición 5 clases de mudras. Todos ellos son herramientas para el camino del despertar. Hoy nos centramos en los mudras…

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó el Post?

¡Compártelo con tus amigas/os!